Bonito perrito

Bonito perritoEl mejor ejemplo de la diplomacia, es cuando dices “bonito perrito, bonito perrito”, hasta que encuentres un palo o piedra.